¿Por qué mi gato le gusta comer arena?

  • Blog

Tabla de contenidos

Muchas veces los gatos hacen cosas misteriosas y para nuestra sorpresa, eso incluye comer arena. El deseo puede ser causado por una variedad de problemas médicos, por el material de la arena e incluso puede producirse por una predisposición genética.

Algunas variedades de arena para gatos son naturalmente “sabrosas”

Si bien la mayoría de la arena está hecha de arcilla o cristales, algunas otras están elaboradas con fuentes más comestibles y posiblemente más atractivas. Esto incluye basura hecha de maíz, cáscaras de nueces, cáscaras de coco, pasto, trigo o papel. El olor de este tipo de arena puede animar a tu gato a tomar un bocado y el sabor a comida puede hacer que regrese por más.

Sin embargo, tu gato podría estar comiendo arena por razones que no tienen nada que ver con su olor, sabor, con esto nos referimos a que puede padecer la pica, que es una condición bastante común en los mininos.

Trastorno de pica

Si vemos que nuestro gato tiene tendencia a masticar y comer todo tipo de objetos independientemente de que sea ​​comida o no, como la arena del arenero, podemos empezar a sospechar que tiene pica. Este trastorno, también llamado malacia, puede ocasionar graves problemas de salud en los mininos, ya que la ingestión de elementos externos pueden llevarlos a sufrir afecciones de todo tipo.

Razones por las que les gusta comer arena

Problemas de alimentación

Si no estás alimentando bien a tu gato, es posible que le falten nutrientes y minerales que tratarán de suplir comiendo otras cosas, incluso cosas que no los nutren o que no son comida. En este caso debes estudiar su dieta, qué tipo de comida le estás dando, si es de buena calidad y sobre todo si cubre todas tus necesidades nutricionales. También es recomendable llevarlo al veterinario para que te indique qué necesita tu minino y te pueda recomendar una dieta más adecuada para mejorar su salud y acabar con este comportamiento.

Te puede interesar: Ranking: La mejor comida para gato

Oferta
Whiskas Whiskas alimento para Gatos Adultos. Sabor Carne (Receta Orginal) 9Kg, Violeta
  • Whiskas Carne de Res combina nutrientes esenciales con irresistibles croquetas y crujientes empanaditas rellenas
  • Su fórmula contiene niveles adecuados de minerales que cuidan sus vías urinarias
Oferta
Cat Chow Purina Comida para Gato Adulto Hogareños 3Kg
  • Alimento para gato hogareño con nutrientes para mantenerse saludable y libre de molestias
  • Croquetas con fibras naturales que ayudan a controlar la formación de bolas de pelo
FELIX Alimento Húmedo Sabor Carne, Paquete con 24 Pzas de 85g
  • Alimento húmedo, completo y balanceado para gatos adultos
  • Con trocitos de carne para deleitar hasta él paladar gatuno más exigente

Estrés, ansiedad o depresión

La ansiedad, el estrés y la depresión provocan muchos problemas de comportamiento y pueden conducir a tu gato a comer elementos externos. Pregúntate cuales son los factores que pueden causarle estos problemas, por ejemplo, si te has mudado recientemente o existen razones externas que pueden intervenir con la tranquilidad del minino, trata de animarlo pasando más tiempo con él o dándole juegos y mucho amor.

Aburrimiento

Si observas a tu gato aburrido y ves que no encuentra forma de pasar el rato, buscará “actividades alternativas”. Estos animales son muy curiosos y les encanta jugar, rascar, trepar, perseguir cosas, cazar y morder, pero si tu felino no tiene estos entretenimientos, puede empezar a comer arena del arenero.

Si pasa muchas horas solo en casa asegúrate de dejarle juguetes y objetos para entretenerlo o incluso puedes buscar un nuevo compañero para que pueda jugar.

Te puede interesar: Rascadores para gatos

Curiosidad

Los gatos son animales muy observadores, sobre todo cuando son pequeños y quieren conocer todo lo que les rodea. Una forma de hacer esto es a través de la experimentación, por lo que es posible que lleguen a lamer o ingerir algunos granos de su caja de arena.

Si la causa es la curiosidad, te darás cuenta que aunque consuma algún grano, escupirá la gran mayoría y este comportamiento no volverá a ocurrir nunca más. No tienes que preocuparte, aprenderá que no es comida y no lo volverá a probar.

Otras enfermedades

Existen otras enfermedades que pueden provocar que tu gato coma piedras y arena u otros objetos. Estos males, tales como como diabetes, leucemia o peritonitis producen carencias de nutrientes, minerales o vitaminas y pueden provocarles un apetito voraz. En estos casos es importante consultar a un veterinario para que pueda darle un tratamiento adecuado a tu minino.

¿La arena para gatos es tóxica?

La arena no es buena para que los gatos la consuman, pero algunas variedades son más peligrosas que otras. La arena aglomerante contiene bentonita de sodio y es especialmente peligrosa para los gatos. La bentonita de sodio puede agruparse dentro de sus intestinos y causar un bloqueo. En casos extremos, incluso puede causar toxicosis cuando se ingiere.

No toda la arena es igual. Si te preocupa el riesgo de la bentonita de sodio, considera buscar una variedad que no la contenga, como las elaboradas con productos a base de alimentos como el trigo o el maíz.

¿Cómo evitar que tu gato coma arena?

  • Debido a que el estrés puede provocar el consumo de elementos no comestibles, comienza por controlar y reducir los factores estresantes en tu gato. Esto se puede lograr si lo mantienes mentalmente estimulado, si le das suficiente espacio o si juegas con él.
  • Asegúrate de que haga mucho ejercicio y tenga interacción con juguetes divertidos. También puede ser útil darle a tu gato juguetes que pueda masticar con seguridad, como uno en el que puedas esconder un bocadillo comestible.
  • Verifica que tu gato esté comiendo una comida de alta calidad que le brinde las vitaminas y minerales que necesita para mantenerse saludable.
  • Si tu gato continúa comiendo arena, considera cambiar a una diferente. Esto puede detener la compulsión. Cambiar a una arena natural hecha de trigo, maíz o una sustancia similar, tiene menos probabilidades de formar bloqueos internos y no conlleva ningún riesgo de toxicosis por bentonita.

Si estos consejos no ayudan con el problema, considera llevar a tu gato con un veterinario.

Conclusión

Ya sea que tu gato esté comiendo arena por aburrimiento o debido a una afección médica grave, es necesario tomar las medidas adecuadas para que tenga suficiente estimulación, niveles bajos de estrés y la atención veterinaria que necesita para que pueda romper este hábito desagradable.

Última actualización 2020-12-29 / Imagenes de productos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *